28 agosto, 2014

Estoy embarazada!

Aniversario de un Positivo

Era el 28 de Agosto del año 2012, a solo 4 días de nuestro casamiento. Los días eran cortos, con tantas tareas... todo apuntaba a organizar y planear ese día tan esperado. Habíamos cenado en la casa de una amiga, por su cumpleaños. Al terminar el día y de camino a casa le dije: - Pasemos por la farmacia. Hasta no ver el negativo no me voy a convencer y voy a seguir con el atraso; me gustaría estar tranquila el día del casamiento.- 

Paramos en la farmacia, a un par de cuadras de la casa de mi mamá, a donde íbamos. Compré el test y lo llevé escondido al baño, arrojándole a él apenas una mirada cómplice, y previo a saludar a la familia, que estaba todavía haciendo sobremesa. 

Hice el test con la simple expectativa de asegurarle a mi mente la ausencia de un embarazo, para poder aliviar la inflamación de mi vientre. No esperaba nada más. Ni siquiera llegué a sufrir la ansiedad de los minutos que tenía que esperar para ver el resultado. No se si se llegó a cumplir el tiempo, simplemente recuerdo haber visualizado las dos rayitas. - Dos rayitas? - pensé. - Mmm... creía que el negativo era una sola rayita.- Miré las instrucciones del test. Dos rayitas: embarazo. No, no, no podía ser. Miré otra vez el test. Dos rayitas. Me froté los ojos, los abrí y los cerré varias veces... pero las dos rayitas seguían ahí. 

En ese momento quedé paralizada, dejé de pensar y de sentir. Algo se bloqueó dentro de mí, algo me impidió seguir viviendo como hasta ese instante. Tenía miedo, pánico, terror. Ya había experimentado el dolor, la angustia y la desesperación de embarazos que no llegaban a término. Durante casi dos años habíamos dejado la puerta abierta para que la vida nos sorprenda, y había llorado reiteradas veces cuando, llegada la fecha, llegaba la visita mensual o, no llegando, solo obtenía un resultado negativo en un test. Por qué esta vez sería distinto? Sería otra burla del destino? La felicidad parecía lógica, estaba embarazada y a punto de casarme! y sin embargo no lo era. Estaba ahí, en mis manos, en forma de dos rayitas; estaba ahí, en mi vientre, creciendo, latiendo, pero no la dejé entrar en mi corazón. Porque si por un instante me permitía ser feliz y luego todo desaparecía, no me quedaría nada, nada más que dolor. 

Tiré la caja y guardé el test con las dos rayitas en un bolsillo. Salí del baño con la cara endurecida, sin poder mover un músculo, ni hacer un gesto. Dante me miró con ojos de pregunta. Frunciendo los labios para no dejar escapar un sí incierto, me limité a asentir con la cabeza. Salimos juntos al pasillo, para que nadie nos vea y nos abrazamos fuerte, incrédulos, desconcertados.

Me gustaría viajar en el tiempo, dos años atrás, y decirle a ese Dante y a esa Mónica que se permitan ser felices... porque María Victoria estaba en camino y llegaría sana y salva hasta sus brazos. 

Hoy es un día muy especial, porque festejamos el aniversario de una gran noticia: íbamos a ser una familia. 

Cómo conociste tu embarazo? qué sentiste? 

8 comentarios:

  1. Feliz aniversario! Qué distinto se ve todo ahora, no? Yo tuve una historia muy parecida. Hice el test solamente para probarle a mi marido que no estaba PARA NADA embarazada, jajaja. Y quedé estupefacta, mirando las dos rayitas (porque para colmo estaba convencida de que había comprado el test que tiene el + y el -). Jajaja <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Noe! siii! tan diferente, tanto, tanto que apenas recuerdo la vida antes de su llegada. Ojalá hubiese podido disfrutar más el proceso, la espera, pero realmente sentía mucho miedo. Así que tenemos historias parecidas! jaja... qué hermosas sorpresas nos da la vida. Gracias por comentar!! Un beso grande.

      Eliminar
  2. Que bonito!!! Felicidades por ambas cosas: por la llegada de tu preciosa y deseada hija y por vuestro matrimonio. Yo, me hice el primer test del primer embarazo en el baño de mi trabajo. Cuando vídeo el positivo, llame a mi mejor amiga y no pudimos parar de gritar y reír. Luego llame a mi marido que se quedó en shock, jajaja. Yo me sentía feliz, muy feliz porque mis deseos de ser madre eran enormes y como todo era nuevo y no estaba informada de nada, no sentí miedo. Mi segundo test de mi segundo embarazo me lo hice en el baño de casa y salió muy tenue, así que lo repetí al día siguiente. Como no me lo creía me hice una BETA y la analítica confirmó el positivo. Vuelves a tener una ilusión inmensa, unas ganas tremendas de volver a tener en tus brazos un bebé. Feliz era poco, estaba pletórica!!!.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Que recuerdos tan bonitos,son cosas que nunca se nos olvidarán! A mi también me costó mucho quedarme embarazada y como tu casi no me lo creía no quería creérmelo por sí no duraba,pero vino nuestro milagrito y que felicidad!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Que recuerdos tan bonitos! Son de esos que quedan en la memoria gravados a fuego. A mi no me costo mucho, a la primera me quedé, pero veníamos de tener que esperar seis meses después de un embarazo ectópico. Son momentos únicos, un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Qué hermoso! pero también un tanto triste, por el temor. Es singular que en el momento que nos enteramos que vamos a traer una vida al mundo, que tendremos la dicha de tener un hijo, por primera vez sentimos el temor a perderlo o a que algo salga mal. Igual que tú, yo no quise emocionarme cuando me enteré que estaba embarazada. Creo que cuando nos enteramos que vamos a ser padres, por primera vez sentimos lo que es realmente el temor.

    ResponderEliminar
  6. que lindo!! esas experiencias no nos olvidamos mas... en mi caso con los dos test positivos quede paralizada y pensativa pero feliz. con mi iara ya estaba sola sin su papa y por un lado pense que las cosas podian cambiar y por otro rechazaba la idea de volver a estar cerca de el y pensaba que iba a estar sola para todo y asi fue... con el otro test era distinto estaba con el papa y sabia que todo con el iba a estar bien asi que me senti acompañada y muy cuidada por ese papa que no tenia en el primer embarazo y fue hermoso sentir eso eso.

    ResponderEliminar
  7. Que bonito! a mi la busqueda del embarazo me hizo sufrir tanto que cuando llegó el momento me pasó cómo a ti, por una parte no quería creermelo por si al final no resultaba y me hacía daño y me llené de miedos pensando que que tenía que ir bien.

    ResponderEliminar

Espero tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...