03 octubre, 2014

Notificación Para Padres: La Hora de Jugar NO Existe

Estimad@s papá y mamá: 


Habiendo recibido de alguno de ustedes, conjunta o alternativamente y en diversas ocasiones la instrucción de obedecer, bajo la excusa de "no ser la hora de jugar", me veo en la obligación de informarles que, luego de múltiples investigaciones legales he tomado conocimiento de que en realidad no existe tal cosa como la hora de jugar. 

No existiendo la referida hora de jugar, deduzco que tampoco existe la hora de no jugar. 

Paralelamente, de diversas situaciones y experiencias he descubierto que lo que sí existen son las oportunidades para jugar y que, si bien las mismas son múltiples y variadas y se amplían en la medida en que voy creciendo, intentaré exponer una lista de dichas oportunidades a título de ejemplo y al solo efecto de instruirlos al respecto. 

Es una oportunidad para jugar: 

1.- Despertarse: los juegos ideales para ese momento del día son pararse, caminar y saltar en la cuna y/o cama, escalar padres, hacer caballito, entre otros. 

2.- El cambio de pañal: momento oportuno para jugar a escabullirse, escapar gateando y averiguar quien se cansa primero. 

3.- Almuerzo y Cena: oportunidad ideal para jugar a arrojar comida, esparcirla sobre la mesa, ensuciarse los dedos, comer con las manos, descubrir nuevos sabores y texturas. 

4.- Baño: lugar y momento apropiado para chapotear, salpicar agua por todos lados, mojar la esponja y escurrirla fuera de la bañera... 

5.- Cuando mamá entra al baño: momento ideal para entrar junto con ella y hurgar en lugares misteriosos, intentar averiguar para qué sirve el papel enrollado y el cepillo grande que está junto al inodoro, abrir la bolsa de algodón y sacarlo en pedacitos, etc. (aquí la lista puede ser mucho más larga). 

6.- Cuando mamá limpia el piso: oportunidad para jugar a mojarse las manos en el balde y aplaudir para salpicar en todos lados, tocar las paredes con las manos mojadas y sentarme en el piso después de haber tirado agua. El balde es además un buen lugar para esconder algunos juguetes o cosas que se me ocurran en ese momento. 

7.- Cuando mamá cocina: momento ideal para averiguar qué hay detrás de cada puerta y dentro de cada cajón de la cocina, espiar dentro del cesto de basura, cortar el rollo de servilletas de papel en pedacitos, jugar a encastrar los tupper, golpear cucharas y cucharones, etc. 

8.- En el camino al súper: excelente oportunidad para caminar despacio, probando diferentes formas de hacer pasitos, pisar los palitos que hay en las veredas, parar y mirar cada vidriera, hacer ojitos y sonrisas a la gente que pasa. Si va mamá y papá es genial que entre los dos me ayuden a saltar los charcos o los desniveles, levantándome uno de cada mano. 

9.- En el súper: ¿acaso hace falta explicar todo lo que se puede hacer en el súper? recorrer las góndolas, mirar los colores de todos los productos, intentar levantar los que están a mi alcance, elegir las galletas, poner y sacar cosas del canasto, pasear dentro del carro de compras... ¡uff! 

Habiendo dejado en claro que no existe la hora de jugar, por lo que se entiende que "toda hora es hora de jugar", y que no existe motivo legal para impedirlo, informo a ustedes que desde ahora en adelante queda restringido el uso de la frase "no es hora de jugar", bajo apercibimiento de iniciar las acciones que correspondan. 

Por cualquier consulta dirigirse a mi abogada, la Defensora Oficial de bebés. 

Quedan Uds. debidamente notificados. 

¿Cuáles son los juegos preferidos de tu bebé durante el día? ¿Cuáles son los juegos más inoportunos? ¿Y los que más disfrutas de compartir con él?

2 comentarios:

  1. Muy bueno!!!
    Hay que ver con la cantidad de cosas que pueden jugar!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que sí? la vida es un juego para ellos. Gracias por pasar, besos!

      Eliminar

Espero tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...