18 julio, 2014

El Sentido de la Vida

Estaba leyendo mi libro de Psicología (sí, a veces leo, aunque sinceramente no tanto como quisiera ni como debiera para poder rendir algún día) y leí algo que me llamó mucho la atención y se quedó en mi mente dando vueltas: según Heidegger, una existencia es auténtica en la medida en que el ser humano es ser-para-la-muerte. 

Esta frase significa que solo cuando advertimos la cercanía de la muerte y la finitud de la vida, jugamos con los elementos que nos permiten definirnos a partir de nosotros mismos, de nuestras creencias, de nuestras propias expectativas. Es decir, solo podemos encontrar el sentido de nuestra vida, cuando comprendemos que la muerte es una posibilidad cercana e inevitable. Solo podemos ser nosotros mismos cuando se hace ese clic en la cabeza que nos dice que podemos morir en cualquier momento, que una vez muertos, no habrá quedado de nosotros nada, que seremos olvidados, que las futuras generaciones ni siquiera sabrán de nosotros, de lo que hicimos, que muchas cosas que en un momento nos parecieron importantes, graves o complicadas, en realidad no tenían sentido. 

Esta cercanía de la muerte pone nuestra vida en perspectiva y nos permite mirarnos a nosotros mismos un poco más de lejos, y nos da permiso para ser nosotros mismos, dejar de ser como los demás quieren que seamos, porque, al fin y al cabo, pronto nadie lo recordará. 

Por qué entonces seguir pautas ajenas, impuestas, superfluas? Por qué seguir intentando ser como una sociedad vacía pretende que seamos? Por qué vivir como alguien más quiere que vivamos, ignorando ese llamado interior que nos dice que nosotros somos de otra manera? 

No hablo de una rebelión sin causa, no hablo de tirar todo por la borda y vivir como si nada importara... todo lo contrario, hablo de vivir bajo las reglas de nuestra propia esencia, dando importancia a las cosas que realmente importan: el amor, la familia, los pequeños placeres terrenales como nadar, correr, dormir al sol, que se yo! menos moda y más vida! menos ser como los demás y más ser como yo mismo! Hablo de vivir como si realmente importara, porque importa! porque no somos eternos, porque nuestra vida es ahora, es hoy, porque las postergaciones nos ponen en el riesgo de perdernos de lo bueno, porque debemos dejar de vivir para trabajar y empezar a trabajar para vivir, comer para vivir, ganar para vivir... y no al revés, como frecuentemente lo hacemos. Cuál es ese VIVIR para el que hacemos todo lo que hacemos? Cómo queremos VIVIR

Porque solo siendo auténticos podremos hallar la felicidad y el sentido de nuestras vidas. Y si algo quisiera enseñarle a mi hija es que la vida tiene sentido, y que será el que ella le atribuya internamente. Pero para encontrarlo, tiene que buscarlo, y para buscarlo, tiene que dejar de pensar y sentir como los demás y profundizar un poco más en su propia esencia. 

Cuál es el sentido de la vida para vos? Crees que vives como realmente quisieras? cuáles son las cosas que hacen que la vida valga la pena de ser vivida? Si tu vida termina mañana... estarás conforme con lo que hiciste con ella? 

Gracias por pensar conmigo! 

13 comentarios:

  1. Nos dejamos llevar por una sociedad enferma (por qué estamos ciegos, sordos y mudos aunque no nos demos cuenta) por qué nos han vendido que eso es lo mejor, lo bonito, lo importante. Si realmente nos parasemos a pensar en quiénes somos, que nos gusta y que necesitamos realmente para ser felices nos daríamos cuenta que estamos muy alejados de lo que realmente sería nuestra "vida perfecta". Y no hablo de dinero, una casa más grande y un coche nuevo. Yo en la medida de lo posible intento abrir los ojos, desviarme del camino y ser feliz con esas pequeñas y maravillosas cosas que nos ofrece la vida. ¡Muy buena reflexión la de hoy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, constantemente nos mienten que el consumo hace a la felicidad, cuando en realidad no hay nada que nos aleje más de ella. Pero lamentablemente es más fácil imitar que pensar y elegir, aun con los costos altísimos que pagamos por no pensar. Ojalá estos espacios sirvan al menos para detenerse a reflexionar un poquito. Gracias por tu visita!

      Eliminar
  2. Es verdad que muchas veces nos dejamos arrastrar hacia donde nos guían los demás, sin pararnos a pensar si es eso realmente lo que queremos para nosotros. Es importante conocer cuales son nuestras metas para saber que hacer y hacia donde dirigir nuestra vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente! Ya con detenernos a pensar estamos haciendo un gran cambio. Besos!

      Eliminar
  3. Opino que el sentido de la vida es vivir cada día como si fuera el último, dentro de ciertos límites. Yo, como madre, no puedo coger e irme a por ahí de juerga. Pero puedo decir si a ir a la playa con el peque.

    ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si! por supuesto que las circunstancias van ubicándonos en otros esquemas, pero aún así tenemos algo esencial en nuestro interior que necesitamos escuchar para poder elegir lo mejor y lo más significativo en cada momento. Gracias por comentar!!

      Eliminar
  4. Yo creo q me quedan muchas cosas por hacer y muchas cosas pendientes! Y bueno, puedo decir q vivo dentro de mis posibilidades ;)
    http://andreafdezpiedra.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre que vivamos conforme a nuestra esencia, las metas se irán logrando en el camino. Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  5. En mi caso la maternidad me hizo replantearme justamente esto. ¿Estoy conforme con lo que hice, con lo que soy, con lo que dejo? En un punto sentí que había perdido el rumbo, en pos de lo que otros querían de mí y del deber ser. Renuncié a cosas que amaba. Pero la vida te da sorpresas y hoy puedo decir que me he reencontrado con aquello que le da sentido a mi vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La maternidad tiene esa costumbre de decirnos y preguntarnos muchas cosas al oído, es bueno escucharla porque la mayoría de las veces nos pone en la cara una buena cantidad de errores que veníamos cometiendo por seguir a la manada, a las expectativas ajenas, a los mandatos sociales, negando a ver lo que realmente queríamos nosotros. Qué bueno que te hayas dado permiso para escuchar esos susurros, no todas se atreven. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Así es , esta es una reflexión que debe hacerse a diario para no perder el verdadero sentido de la vida . El estar con los míos y tener salud son mis prioridades y disfrutarlo todo , absolutamente todo , porque mañana no sabemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y qué bien que hayas mencionado también el tema de las prioridades, porque por mucho que queramos, no podemos tener todo, y es bueno saber y ser consciente de cuáles son aquéllas cosas que tienen una prioridad en nuestra vida. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Me ha encantado, frente a la insoportable levedad del ser la aceptación de la muerte para empezar a vivir.

    ResponderEliminar

Espero tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...